9/4/12

Esteban




“…tu ágil traslación de cóndor…”
(Verso de un poema mío perdido)


Qué impresión, Esteban
después de tantísimos años
encontrarme con tu rostro
dividido en caminos violentos
ver tu boca triste y torcida
tu mirada clavada en el suelo

siempre recuerdo aquél poema
que siendo mío fue tuyo
por simbiosis
leído en la cola del café
de la terminal de ómnibus
donde a veces nos escapábamos
para maldecir juntos
las demagogias apertrechadas
en los pasillos silenciosos
de la biblioteca

éramos extraños personajes
a los que siempre llamaban
conflictivos los que rumiaban
la hierba amarga
de la insensatez
unos pobres diablos
soñando con los Beatles
en la parada de la ruta nueve
con espejos en los bolsillos
para mirar hacia atrás
y así descubrir las sombras
que seguían nuestros pasos

de aquél poema solo me queda
el exergo, la sensación
de tus ojos fijos en las letras
tan volátiles que fueron atrapadas
por un tiempo de olvido
entre incunables, publicaciones
periódicas, mapas
en los que marcábamos rutas
clandestinas

me he preguntado al verte
qué haríamos
si nuestra candidez
el hielo de los mármoles
las estanterías cubiertas de polvo
y estafilococo dorado
estuvieran detenidas en un espacio
más allá de esta dimensión
y que de pronto registráramos
la llegada de esos ectoplasmas
que tantas veces nos hicieron
empinar la barbilla con insolencia
mirar de soslayo a los cuervos
ávidos de nuestras sangres

te miro en esa foto y me veo
terriblemente cambiada
ajena como un sarcófago vacío
tratando de rescatar las últimas imágenes
de las presencias de antaño
cuando Luz Berta nos regalaba
noticias de espanto entre susurros
y Máximo se escondía para advertirnos
de posibles catástrofes políticas

éramos viejos, Esteban
pergaminos sujetando una juventud
de cielos cruzados por aviones
y ahora estás ahí, en esa foto
donde tu rostro duele…



C.K.Aldrey
09-04-2012 
Foto: Vista desde el 2do piso de la 
Biblioteca Nacional "José Martí", La Habana 

6 comments:

Anonymous said...

Eramos algo inocentes Ale, pero cuanta fe en nuestro ideario del amor que yo amo todavia como si ahora mismo estuviera contigo, en 19 y viendo como te hacían gracia los buches amargos, no asimilaba como lo sobrellevabas pero tu eres grande, por eso amorcito. Triste tu poesía.Vio

Karin said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Soligregario said...

Violeta, yr había dejado un comment pero te lo envié a tu E-mail. Besos.

tiempodehibernacion said...

Qué lindo, Karin!!!

tiempodehibernacion said...

Lindo, Karin.

C K Aldrey said...

Muchas gracias!