1/16/15

Querida Agatha



Querida Agatha:

He tratado algunas veces
de cometer el crimen perfecto…
“ella” lo sabe.
He probado de todo
estrangularla
entrarle a cuchilladas
asfixiarla con una almohada
sumergirla en una bañera
(incluso en el río de San Gabriel)
darle a beber sidra con cianuro
cortarla en pedacitos
y luego meterla en una bolsa
para que se la lleve
el carro de la basura

pero es persistente
su eternidad invulnerable
no importa que sea mala
regular o perfecta
no importa que sea enrevesada
ni la critiquen asesinos
menos cultivados
o más perfeccionistas
no importa que me engañe
-ella ¡tan ufana!- y se entregue
con audacia de Hicara
en plena madrugada
olvidando que mis ojos
se cierran de cansancio.

Te lo juro    Agatha
por Jane Marple y Mr. Poirot
por Serket Heru y su magia divina
por Dyehuty y su escritura trascendental
que he hecho todo
lo que ha estado a mi alcance
para atravesarle el corazón
encerrarla en un cajón
sepultarla en el inframundo
prenderle fuego por los cuatro costados
borrar su vocabulario
que de tan hermoso hiere.

¡Ahhhh… la Poesía!
¿Cómo podré?

Eternamente tuya,
C. K.


C. K. Aldrey

01-15-2015
Photo: "Poetry Man" by Englishplusdz

1/7/15

Un día de estos



Un día de estos
cuando tu palabra
no sea más que una señal
y el árbol se incline
para decirte
lo nunca escuchado

cuando el lienzo
humedezca las miradas
con su eucaristía
y la montaña
camine hacia ti
mientras la esperas
con las pupilas dilatas

cuando le crezcan alas
a todas las criaturas
que ahora dormitan
en el regazo de Ulises
y el sueño sea una simple
y minúscula partícula
viajando por el éter
del tiempo y el espacio

podrás decir
que todo está bien

que el verso
fue tu soberano
y el color tu plegaria

que el mar
-la ilusión de isla-
nunca dejó de existir

que el negro
y el blanco se fundieron
para hacer de ti
escudo sobreviviente
en encarnizadas contiendas

que todo lo que hiciste
fue inevitable y necesario

que todo estuvo bien
absolutamente todo…

¡qué sería del espíritu
sin la indulgencia
de la absolución
dentro de este cuerpo
que no soporta el veneno
y se ablanda con la caricia!


Carmen Karin Aldrey
01-01-2014


Foto: “Dimensiones” by C. K. Aldrey

Cómo ahuyentar a un intruso



COMO AHUYENTAR
A UN INTRUSO
Y SALIR INVICTO
(LECCION DE UN GATO)


Lo miras
fijamente.
Te pones en posición
de ataque.
Luego gruñes
y le muestras las garras.
Después
das un zarpazo al aire.
Si es inteligente
se mandará a correr.
Si insiste en molestarte
persíguelo con fiereza
hasta que brinque la cerca.
Regresa a tu cueva
y descansa.
No existe algo
que tanto agote
como defender
tu territorio.


C. K. Aldrey


Foto: "Tamy" by C. K. Aldrey

Detente, guerrero



Sta viator, heroem calcas.
(Franz von Mercy Memorial)


¡Detente guerrero!
¿no ves que los pedazos
se desprenden de tu cuerpo
y la sangre se pulveriza?
Déjate besar
y arrodillado ante Agláope
deshazte de tu cimera
¡ríndete de una vez!
Quiero frotar tu pecho
con amapolas bermejas
ver tu humildad
inclinada sobre la orilla
tu cuerpo cansado
sin blindaje ni emblemas.
Que tu mirada sea
un mar inmenso
donde los delfines canten
y las sirenas se conviertan
en algas plateadas.

Huye de la estrecha sepultura
deja que respire tu sudario
que sean borrados
tu martirio
el caos circunstancial
el temor a la mirada aviesa

que el sol queme tu lengua
al mediodía
como si hubieras nacido
en el instante de morir
y la lluvia se lleve
tu rigidez
el llanto tardío
y las espuelas inútiles

Detente
no mires hacia atrás.
Las piedras
ya fueron
cubiertas
por las aguas.


Carmen Karin Aldrey
Foto: C.K.Aldrey

Hicieron un pacto



Hicieron un pacto:
nunca morir.

Y en cierta medida
todo lo que muere
sigue vivo

aquellas cosas
perdidas en el tiempo
de pronto un día
reaparecen

su luz entra por la ventana
con más fuerza que nunca
vemos el rostro del pasado
en una nube.

Ella le dijo:
si mi cuerpo se desvanece
no lo tomes en cuenta
soy un ángel de fuego
la espuma del mar
sombra que camina
por calles desiertas
y jardines silenciosos…
siempre estaré
en algún lugar.

Hoy la vio
sentada sobre la hierba
conversando
con los pájaros…


C. K. Aldrey

Painting: “Peasant Woman Sitting in the Grass” by Nicolae Grigorescu