8/19/14

Así como nadas entre dos aguas



Así como nadas entre dos aguas
el mundo se parte a la mitad
es la moda
el último puente
estar aquí y allá dejó de ser extraño
a tu cara de superviviente
la han acribillado los mosquitos
-ebrios y desconcertantes-
se rompe el eslabón
que te dejó una marca en el tobillo
y a veces sangras
cuando la noche se filtra
por tu balcón sin flores

no tienes la culpa
(esa es la verdad)
la marea sube y baja
por escaleras que no tienen lámparas
un pez se come al otro
en esa orgía de viejos rencores
se despedazan y ya sin escamas ni gemidos
la corriente los arrastra
a donde son olvidados
y las burbujas dejan de existir

para qué sirven las fronteras
qué importancia tiene una insignia
a quién le preocupa el golpe ácido

la cárcel del ciervo
está llena de sangre
desde la prehistoria
hemos sido vigilantes 
prisioneros
en esta vida
en las otras
la dimensión vecina

nunca cambiarán las coordenadas
excepto para crear ilusiones
vendernos el sueño de existencia
que camina con la cabeza gacha
y se levanta del fuego
como un pájaro

de qué vale el lenguaje
ese cuerpo tan perfecto
con fecha de caducidad…
ya lo dijo Bukowski
la clave consiste en resistir.


C. K. Aldrey
08-19-2014
Obra: C. K. Aldrey, “Homenaje a Van Gogh”, Acrílico sobre tela.

4 comments:

LIDIA BEATRIZ Fontela said...

BELLO...TE ROBÉ EL ÚLTIMO VERSO

Soligregario said...

Muchas gracias, querida!

Maira Villegas said...

Tiene una resonancia distinta pero muy bien orientada a éstos duros tuempos que vivimos. Me ha encantado ésta forma extraña pero exacta y precisa de decir las cosas por su nombre con tanta originalidad.

Soligregario said...

Muchas gracias, María!