11/20/14

En paz descansas




Cuando las horas
se detienen
y el recuerdo
es una estatua desolada
allí estás tú…
cantando a media voz
bajo la ducha
dándote palmadas
en el vientre
y convocando vaticinios


como un caracol
que deja
estelas transparentes
en su andar lento
y viscoso

como una flor
que empieza a abrirse
o un pájaro
de vuelo inquieto

la lengua suave
el libro abierto
la fórmula complicada
el charco en la arena
la sangre blanca
el último beso al mar

tú y la muerte
tan lejana y melancólica
tu agonía
a golpe de martillo
en mi cráneo
que hizo de mí
fantasma errante
verso prisionero
en la serranía
donde gritar tu nombre
derretía la nieve
y espantaba las luces

que ya no escuchas
(¿o sí?)
y miras indiferente
cuando te lleva flores
y conversa con el mármol
al hombre que idealizó
tu pureza…
¡Cuánto de ti relegado
a simples memorias
de abandonos
en ese caminar apresurado
mientras huías
de los intrusos
y ocultabas tu rostro
con sedas y bufandas!

y la luna llena
que dibujé en una servilleta

tú y Joni Mitchell
tú y Keats
tú y la danza
de los siete velos
en la risa de las penumbras

tú y el silencio
el miedo
la almohada
el grito
la desesperación
el deseo

tan frágil y resistente
-parecida a un junco
embestido por el diluvio

y un intento de suicidio
metafórico
en San Gabriel

que no querías irte
al mundo de los espejos
y te arrastraban sus símbolos
sin que pudieras contener
las ganas de explotar
y desgajar tu idolatría por Dionisio
subirte en un camello
y perderte en el desierto
con Lawrence de Arabia
para que nadie pudiera
sorprenderte
encadenarte al mástil
de un barco a la deriva…

Pero todo esto es historia
-interminable
como las contadas
por Michael Ende-

espuma ya seca
y estéril
copa de agua
donde cohabitan
espíritus y jazmines

algo que ya pasó…

por lo menos para ti
que en paz descansas.


C. K. Aldrey
11-05/19-2014

Pintura: “Noche encantada” by c.k.a.

No comments: